La voz cantada

La voz es el instrumento musical más antiguo que existe. 
Desde que el hombre es hombre, éste dispone de su voz para articular palabras y para cantarlas. El estudio de la voz es delicado y sutil, porque no es un instrumento que se pueda ver físicamente. Solo se tiene y se siente.
La voz es un instrumento integrado dentro del organismo humano. El instrumentista es a la vez su propio instrumento. 

Se podría considerar a la voz como una síntesis de instrumento de viento y de instrumento de cuerda al mismo tiempo. 
El cantante genera, mediante su respiración, una columna de aire. Esta columna pasa por la laringe, poniendo en vibración a las cuerdas vocales. 
Los músculos de las cuerdas se tensan más o menos para producir la altura de sonido deseada. Este sonido es articulado por los labios, los dientes, la lengua, la mandíbula y el paladar para pronunciar palabras. 

Finalmente, el sonido ha de ser amplificado y enriquecido, para poder ser oído simultáneamente por un gran número de personas. 
El propio cuerpo del cantante, con su masa, huecos y cavidades, desempeñará las funciones de caja de resonancia. 

Para resumir, se pueden distinguir cuatro elementos que forman la voz: 

1º- El aparato respiratorio. 
2º- El generador de vibraciones. 
3º- El aparato articulador. 
4º- Los resonadores 

Clasificación de la voz 
Del mismo modo que no hay dos personas iguales en todo el mundo, se puede decir también que no hay dos voces idénticas en extensión, potencia y color. 

Cada voz está íntimamente relacionada con las características concretas de cada persona. 
Por otro lado, la voz es un instrumento en constante cambio, como el organismo en el que está integrada. Las características de una voz van cambiando debido a diversos factores, en especial el proceso de madurez fisiológica del organismo y la educación vocal que la persona pueda ir recibiendo. 

Se suele utilizar universalmente la siguiente clasificación de las voces, desde la más grave a la más aguda: 

Para los Hombres, Bajo - Barítono - Tenor; y para las Mujeres, Contralto - Mezzosoprano - Soprano

Los niños poseen una altura de voz similar a la de las mujeres. Pero su voz es delicada, no está desarrollada ni tiene la riqueza tímbrica de la voz de las mujeres. Por eso se la denomina voz blanca

Contrariamente a lo que se suele pensar, se debe tomar más en cuenta, para clasificar una voz, el factor tímbrico que su extensión. El timbre de una voz es su color característico, y viene determinado en cada caso por razones físico-acústicas concretas. 
Ocurre a veces que una voz posee el timbre característico de una determinada categoría, pero al mismo tiempo se mueve por un registro propio de otra. 

La clasificación de las voces es, por lo tanto, un tema más delicado de lo que pueda parecer. No debes afirmar categóricamente qué tipo de voz tienes, hasta que la hayas trabajado y conozcas cómo puede evolucionar.