CÍRCULO DE QUINTAS

En teoría musical, el círculo de quintas representa las relaciones entre los doce tonos de la escala cromática, sus respectivas armaduras de clave y las tonalidades relativas mayores y menores. Se trata de una representación geométrica de las relaciones entre los 12 tonos de la escala cromática en el espacio entre tonos. El diseño del círculo resulta útil a la hora de componer y armonizar melodías, construir acordes y desplazarse a diferentes tonalidades dentro de una composición.




El círculo de quintas es una secuencia de notas que es muy interesante memorizar, por varias razones
  •     Es la base de muchas de las progresiones de acordes más habituales
  •     Nos permite conocer las notas y acordes de cada tonalidad.
  •     Nos permite saber de forma rápida las notas de cualquier escala mayor, menor, pentatónica mayor y pentatónica menor.

Se llama quinta justa a una distancia de 7 semitonos entre dos notas. 
Por ejemplo, consideramos la nota Do subiendo 7 semitonos llegamos a la nota Sol. Así que la distancia entre Do y Sol es una quinta justa. Como además el Sol es más agudo que el Do, la quinta justa será ascendente.
Si a la nueva nota que obtenemos (Sol), le sumamos nuevamente 7 semitonos, obtendremos un Re.
Repitiendo el proceso para todas las notas obtenemos una secuencia que se representa habitualmente en un círculo, conocido como el "círculo de quintas".


En el esquema se parte de Do, y girando en el sentido de las agujas del reloj se van representando las notas que se obtienen al subir 7 semitonos, es decir al ascender una quinta justa desde la nota anterior. Las notas que presentan alguna alteración pueden representarse de dos formas, con bemol o sostenido.

En realidad sólo tienes que memorizar la mitad, ya que si te fijas a la secuencia de notas naturales (Fa – Do – Sol – Re – La – Mi – Si) le sigue la misma secuencia, pero con alteraciones (Fa# – Do# – Sol# – Re# – La#).

Notas que componen una tonalidad mayor

Vamos a ver cómo el círculo de quintas nos permite conocer de forma sencilla las notas de cualquier tonalidad mayor, y por lo tanto de cualquier escala mayor.
Tomamos como ejemplo la tonalidad de Do. Las notas de la tonalidad serán las resaltadas en color.
  • La nota de partida, la tónica: Do
  • La primera nota si recorremos el círculo de quintas en sentido antihorario: Fa
  • Las 5 notas siguientes a la tónica, recorriendo el círculo en sentido horario: Sol, Re, La Mi, Si.

Vamos a considerar ahora la tonalidad de Sol. Al igual que hicimos en el ejemplo anterior, tomamos la primera nota a la izquierda de la tónica, y las 5 notas situadas a la derecha.
En la tonalidad de Sol aparece por primera vez una nota con alteración. El Fa deja de ser una nota de la tonalidad, de Sol, y en su lugar aparece el Fa#.
Es decir las notas de la tonalidad de Sol mayor son:
Do – Sol (tónica)  – Re – La – Mi – Si – Fa#


Recuerda que en una tonalidad debe haber una nota de cada tipo. Un Do, un Re, un Mi... Por esa razón, de los dos posibles nombres que tiene la nota alterada (Fa# y Solb), elegiremos el nombre con sostenido. Si en lugar del Fa# eligiésemos el Solb tendríamos "dos Sol" y ningún "Fa". En general, cuando la nota tónica está en la mitad derecha del círculo, usaremos sostenidos, y cuando está en la mitad izquierda usaremos bemoles.

Por otro lado, como puedes comprobar, con cada movimiento en el sentido de las agujas del reloj, añadimos una alteración. Giramos nuevamente y recorriendo el círculo de quintas en sentido horario obtenemos las notas de la tonalidad de Re, en las que encontraremos dos notas con alteraciones: Fa# y Do#
Sol – Re (tónica)  – La – Mi – Si – Fa# - Do#


Fíjate otra vez que si hubiésemos elegido los nombres con "bemol" volveríamos a tener notas repetidas (Sol y Solb) y nos faltarían otras (Re y Reb), y como hemos dicho esto es incorrecto.

Seguimos girando y cuando llegamos al Fa#...
Como puedes comprobar en el siguiente esquema, las notas que componen la tonalidad de Fa# serían, recorriendo el círculo de quintas en sentido horario:
 

Como ya dijimos, en una tonalidad debemos tener una nota de cada tipo. En el caso anterior tenemos dos "Fa" y ningún Mi.
Si hablamos de la tonalidad de Fa#, es evidente que la nota que "sobra" es el Fa natural. Para indicar correctamente las notas de la tonalidad deberemos representar esta nota como Mi#
Así que las notas de la tonalidad de Fa# serán:
Si – Fa# (tónica) - Do# - Sol# - Re# - La# - Mi#

Las notas de la tonalidad de Fa# pueden ser nombradas de otra manera si consideramos como nota tónica Sol bemol.
Como sabemos, Fa# y Solb son notas "enarmónicas", es decir que tienen distinto nombre, pero que, para lo que aquí nos ocupa, suenan igual.
Las tonalidades pueden representarse usando bemoles o usando sostenidos.
Considerando entonces Sol bemol tendríamos que las notas de la tonalidad serían:
Dob – Solb (tónica) – Reb – Lab – Mib – Sib – Fa.
 
Fíjate cómo elegimos la nota Dob en lugar de Si, y cómo ahora usamos Fa y no Mi#.
Se trata, una vez más de tener una nota de cada "tipo"
.

Tomamos ahora como punto de partida Do# o Reb.
A partir de aquí, usaremos bemoles y no sostenidos a la hora de enumerar las notas de la tonalidad.

Recuerda: cuando la nota tónica está en la mitad derecha del círculo, usaremos sostenidos, y cuando está en la mitad izquierda usaremos bemoles.

Nos encontraremos 5 alteraciones: Solb - Reb (tónica) – Lab – Mib – Sib – Fa - Do
(Si nombramos la tonalidad como Do#, nos veremos obligados a introducir alteraciones en todas las notas: Fa# - Do# - Sol# - Re# - La# - Mi# - Si#)


Así que siguiendo el mismo proceso, la siguiente tonalidad sería Lab, y sus notas:
Reb – Lab – Mib – Sib – Fa – Do – Sol

El número de alteraciones (bemoles en este caso) comienza a disminuir con cada nuevo paso en el círculo de quintas.
Esto es así hasta llegar nuevamente al Do, que es la única tonalidad sin alteraciones.

Notas de una tonalidad menor.

Hemos visto que el círculo de quintas nos permite conocer las notas que forman una tonalidad mayor o, lo que es lo mismo, una escala mayor.

Si tienes memorizado el círculo de quintas, conocer las notas de una tonalidad menor también es inmediato.  Para ello sólo hay que saber cuál es la escala mayor que tiene sus mismas notas. Si subimos un tono y medio a cualquier tonalidad menor, obtenemos su relativa mayor.

Así por ejemplo, si queremos saber cuáles son las notas de Do menor, subimos un tono y medio a Do, y obtenemos Mib. Bien, pues Mib es la tonalidad mayor que tiene las mismas notas que Do menor.

Para conocer las notas de Mib, vamos al círculo de quintas y obtenemos:
Lab – Mib- Sib- Fa – Do – Sol - Re
Esas serán también las notas de la tonalidad de Do menor.

Notas de la escala pentatónica.
Si queremos conocer las notas de una escala pentatónica, sólo tenemos que tomar las 5 primeras notas que encontramos al girar en sentido horario, partiendo de la tónica.

Por ejemplo, queremos para conocer las notas de la escala pentatónica mayor de Do. Vamos al círculo de quintas y tomamos cinco notas partiendo desde Do.
Obtenemos Do, Sol, Re, La, Mi.

Otro ejemplo, queremos conocer las notas de la escala pentatónica menor de Sol.
Esta escala tendrá las mismas notas que la escala pentatónica mayor de la tonalidad relativa mayor de Sol, que es Sib. 

Más claro:
  • Buscamos las notas de la pentatónica menor de Sol
  • Buscamos la tonalidad relativa mayor de Sol. Para ello subimos un tono y medio: Sib.
  • Las notas de la pentatónica menor de Sol serán las mismas que las de la pentatónica mayor de Sib.
  • Para obtener las notas de la pentatónica mayor de Sib, tomamos 5 notas del círculo de quintas, partiendo desde Sib, y obtenemos Sib, Fa, Do, Sol, Re. Esas serán también las notas de la escala pentatónica menor de Sol.