Taller de Composición Musical




La composición musical es el arte cuyo objetivo es la creación de obras musicales y requiere del estudio de varias disciplinas, entre ellas la armonía, el contrapunto, la orquestación, y el conocimiento de formas musicales.

Las formas de composición varían según el marco en el que la música va a ser utilizada.
La música clásica está sujeta a normas estrictas y su estudio involucra varios años de trabajo en los conservatorios. En general, para escribir una buena pieza de música clásica es necesario tener conocimientos profundos sobre música. Lo cual suele darse en personas que han obtenido un diploma en composición y armonía luego de varios años de riguroso estudio. Pero no siempre es así, ya que puede haber excepciones dependientes del talento personal y la experiencia.

En música popular la composición es completamente diferente con respecto al ámbito de la música clásica y los métodos utilizados en el proceso de composición. De hecho, la composición de música pop no debe estar tan sujeta a normas estrictas como la música clásica.


El aprendizaje de la música se basa fundamentalmente en la experiencia práctica, lo que implica que el cuerpo y los sentidos están directamente implicados en el aprendizaje. Por lo tanto la metodología y la actuación pedagógica estan orientadas tanto a desarrollar la sensibilidad del oído musical como a utilizar el cuerpo con la máxima eficacia en relación a la práctica auditiva, todo ello en estrecha relación con el fundamental componente intelectual que posibilita la comprensión racional de las leyes que gobiernan las relaciones musicales. 
A pesar de ser una asignatura de grupo, el aprendizaje es personalizado, lo que quiere decir que va dirigido a la persona como ser individual.

Componer canciones es un arte como lo es tocar la guitarra o hacer malabarismo. 
En este taller aprenderemos el arte de hacer canciones, utilizando un sistema abierto teórico, sensorial y practico haciendo énfasis en el desarrollo del estímulo lúdico creativo.

OBJETIVOS:

  • Desarrollar nuestro oído musical para lograr una escucha musical activa, consciente y comprensiva.
  • Desarrollar el análisis auditivo que nos permita imitar, reconocer, explicar y transcribir aspectos musicales relacionados con la forma, la armonía, la melodía, el ritmo, la textura y el timbre.
  • Adquirir el vocabulario técnico específico del hecho musical a partir de los conocimientos teóricos necesarios procedentes de las disciplinas de Lenguaje Musical, Armonía, Análisis, Historia de la música, etc.
  • Conocer las características organológicas básicas de los instrumentos musicales más habituales para poder distinguir auditivamente los diferentes timbres y texturas musicales.
  • Desarrollar progresiva y conscientemente la memoria musical (a nivel tímbrico, melódico, armónico, rítmico, formal, etc.).
  • Desarrollar la capacidad de reproducir con nuestra voz la imagen sonora (melódica, armónica, rítmica, etc.) almacenada en nuestra memoria con la mayor exactitud posible.
  • Discriminar, identificar y reconocer los elementos musicales propuestos a partir de la imagen sonora memorizada y su inmediata reproducción vocal.
  • Desarrollar la capacidad de explicar y valorar auditiva e intelectualmente distintos tipos de elementos y estructuras musicales a partir de su imagen sonora.
  • Conocer los elementos estructurales, sintácticos, estilísticos y estéticos más habituales en la historia de la música occidental para su valoración adecuada a partir de una escucha activa.
  • Apreciar las implicaciones educativas y pedagógicas del desarrollo auditivo en la formación del músico tanto como intérprete, improvisador, compositor, analista, historiador o musicólogo.
  • Aplicar de forma consciente y autónoma el desarrollo de la capacidad auditiva en todos los ámbitos de la formación musical: interpretación, análisis, composición, improvisación, transposición, repentización, historia, etc.
  • Adquirir un hábito de escucha musical activa, consciente y comprensiva que nos permita desarrollar un sentido crítico ante las interpretaciones musicales.
  • Desarrollar la capacidad de trabajo en equipo y también la de desenvolverse con independencia en el trabajo personal en la educación progresiva del oído musical.
  • Desarrollar la constancia mediante una práctica continuada que convierta en hábito el acto de la escucha musical consciente y comprensiva.

Mayor información y cupo por niveles 
Contacto: 011 3221 0103
email: toquemosmusica@gmail.com
www.toquemosmusica.blogspot.com.ar